Andrés Music, gerente general de El Teniente: “El gran desafío es mantener una producción anual por sobre 450.000 ton”

Proteger la salud de las personas y mantener la empresa en funcionamiento han sido los principales objetivos, pero el ejecutivo señala que mantienen la meta de superar los excedentes de 2019.

(mch)

El gerente general de la mina, Andrés Music, comenta a MINERÍA CHILENA que “en semanas tuvimos que adecuar procesos, cambiar jornadas y aplicar medidas de contención de la pandemia. Pero esta es una organización extraordinaria; el equipo respondió de manera ejemplar, poniendo siempre en primer lugar la protección de la vida y salud de las personas, y manteniendo la continuidad de marcha”.

Music puntualiza los desafíos de gestión que quedan por delante, así como los procesos de incorporación de nuevas tecnologías y electromovilidad en las profundidades de esta faena, que actualmente es la que más aporta a la producción de la cuprífera estatal.


¿Cómo evalúa este periodo de su gestión?

A pocas semanas de cerrar el año tengo confianza en que vamos a cumplir el compromiso con Codelco y el país en cuanto a excedentes. El equipo asumió el desafío de recuperar los impactos de la sequía y la pandemia, y en estas últimas semanas logramos rendimientos históricos en la mina, planta y fundición que debemos mantener hasta fin de año.

Hay un hecho que me gustaría relevar, como es el cierre por adelantado y con casi un 90% de apoyo de la negociación colectiva con la supervisión, que viabiliza nuestro negocio y sigue la estrategia de Codelco de aumentar los excedentes que aportamos al país.

¿Cuáles han sido las prioridades?

Ya lo decía, la pandemia cambió nuestra agenda. Lo principal ha sido proteger la salud de las personas y mantener la empresa en funcionamiento. Tenemos claro que el país necesita la mayor cantidad posible de recursos para hacer frente a los problemas sanitarios y sociales. La minería y especialmente Codelco han sido fundamentales para evitar una caída más brusca de la economía.

Nuestra prioridad es cumplir las metas, reactivar progresivamente los proyectos de desarrollo para asegurar el cobre futuro, concretar las iniciativas que aumentan la disponibilidad de agua, y desafiar el plan minero de corto y mediano plazo.

Ha sido un año tremendamente complejo y de mucho aprendizaje, donde hemos identificado oportunidades para acelerar la transformación de Codelco y El Teniente. Ciertamente vamos a avanzar a nuevas formas de operar; la minería y la industria en general no serán la misma.

Proyecciones y metas

¿Qué metas tienen en producción y costos?

Estamos a dos meses de terminar el año y no renunciamos a cumplir el compromiso que tenemos con Codelco, el país y la Región de superar los excedentes del año pasado, cuando llegamos a US$1.046 millones. También mejorar nuestros resultados en seguridad, sustentabilidad y muy especialmente en gestión comunitaria.

En materia de costos aspiramos también a estar bajo el año pasado, cuando llegamos a 100,7 centavos de dólar por libra.

¿Cuáles son las proyecciones en el mediano paso?

El objetivo es aumentar entre 20% y 30% los excedentes que entregamos al Estado y llegar a un promedio de US$1.300 millones al año.

Para ello, el gran desafío –a pesar del deterioro de la ley- es mantener una producción anual por sobre las 450.000 toneladas de cobre fino y tratar 150.000 toneladas diarias de mineral; el procesamiento debe subir 5% al año. A ello se suman otras palancas, como la sinergia de contratos, la excelencia operacional con innovación, la adopción acelerada de tecnología, la automatización y un buen funcionamiento de la inteligencia colectiva con que contamos.

¿Cómo ha operado Recursos Norte y las otras áreas productivas?

Ha logrado los rendimientos esperados, lo mismo con el resto de las áreas productivas, que han operado de manera normal, con las dificultades técnicas propias de la minería subterránea y de la complejidad que tiene El Teniente.

El caso de Recursos Norte es un buen ejemplo de lo que busca Codelco: proyectos más baratos, de alta calidad y en menor tiempo. El adelantamiento de su entrada en operación en un año respecto del plan original y el ahorro en la etapa de construcción, aumentó en US$300 millones la proyección de ganancias estimadas para el proyecto.

Nuevo Nivel Mina

¿Cuál es el estado de avance del proyecto estructural Nuevo Nivel Mina?

La Cartera de Proyectos El Teniente (ex Nuevo Nivel Mina) que considera el desarrollo de Andes Norte, Diamante y Andesita, que se construye con una estrategia de profundización gradual del yacimiento, presenta actualmente 62% de avance.

Estas iniciativas extenderán nuestra vida productiva en 50 años y permitirán que El Teniente mantenga y aumente los rangos actuales de excedentes, los que en los últimos diez años suman en total más de US$11.500 millones.

En conjunto, la inversión que se debe materializar en los próximos años por este concepto es de US$3.200 millones, con un peak de actividad en 2021 y 2022.

¿Cuáles son los próximos hitos?

Recientemente el Directorio de Codelco aprobó la etapa inversional de Diamante y Andesita, que implican en total recursos por US$730 millones y US$513 millones respectivamente. Ambos proyectos ya iniciaron obras tempranas.

Diamante considera la construcción de unos 40 kilómetros de túneles y su puesta en marcha está prevista para octubre de 2022. Además contempla un nuevo túnel de acceso a El Teniente, que será bidireccional y se convertirá en el eje de transformación del yacimiento.

En el caso de Andesita su entrada en operación está prevista para octubre de 2023. El proyecto construye e instala del orden de 25 km de túneles y 85 puntos de extracción.

¿En qué fases del proyecto han podido generar ahorros de tiempo y costos?

Los proyectos se encuentran en constante optimización, búsqueda de mejoras y oportunidades, lo que indudablemente podría generar ahorros. Sin embargo con la contingencia Covid-19 es muy aventurado entregar proyecciones. Las sinergias y aprendizajes del proyecto Recursos Norte son un modelo a seguir, pero estamos hablando de proyectos de altísima complejidad geotécnica.

¿Cuáles han sido los protocolos establecidos para enfrentar la pandemia de Covid 19?

Lo primero es que continuamos fortaleciendo las medidas que definió Codelco para el control de la pandemia, y que en el caso de la división se traduce en una estrategia que contempla nuevos y más exigentes estándares en instalaciones y faenas. En el momento más complejo bajamos la dotación expuesta de 16.000 a 4.000 personas.

También desarrollamos un modelo de burbujas para las áreas operativas, que reduce el contacto entre grupos de trabajo y permite reaccionar más rápido ante un foco de contagio. Aplicamos testeo masivo de antígenos para el 100% de trabajadores propios y colaboradores, que ya suman más de 70.000 test; a ello se suma un área de seguimiento y trazabilidad, y un trabajo integral, incluso con apoyo de psicólogos, para impulsar la transformación conductual de las personas.

Innovación

¿Qué nuevas tecnologías están incorporando en los procesos productivos de El Teniente?

Estamos trabajando con modelos de analítica avanzada para la optimización del setting operacional de nuestras plantas, aumentando las tasas de procesamiento, lo que impacta directamente en la rentabilidad del negocio. En la molienda convencional el rendimiento ha mejorado en al menos 2%.

El Centro Integrado de Operaciones (CIO) ha potenciado enormemente el uso de técnicas de big data para optimizar los procesos productivos. Hoy tenemos integradas a las gerencias de Minas, Plantas, Tranques, Relaves y Recursos Hídricos, y también de Servicios, sumando recientemente el monitoreo de buses y transportes. Hacemos un estricto seguimiento desde que el trabajador se sube a un bus, hasta que entregamos el cobre en el puerto para su embarque.

Contamos con un roadmap para la automatización de tareas claves del negocio, como por ejemplo del acarreo de mineral mediando equipos LHD, muchos de los cuales en la actualidad son semiautónomos y aspiramos llevarlos a la autonomía total en el mediano plazo.

Las nuevas tecnologías también nos están ayudando a una minería más segura y sustentable. Por ejemplo, el uso de herramientas de realidad virtual ya está considerado en la capacitación de tareas críticas a trabajadores, más de 800 cámaras observan centralizadamente conductas de seguridad y numerosos activos son monitoreados de manera remota. Adicionalmente, utilizamos está información en línea para la construcción de modelos predictivos gracias al data analytics.

Todo ello tiene un propósito: mejorar nuestra posición competitiva en términos de costos, productividad y atracción de talento, y seguir siendo el mejor negocio para Chile y la Región.

Flotas 100% eléctricas

“La electromovilidad es un ejemplo de la transformación de Codelco, que busca un entorno de trabajo más seguro y eficiente, y ser una empresa económicamente más atractiva, gracias a sus altos estándares ambientales y operacionales”, señala Andrés Music, gerente general de la División.

Agrega que en El Teniente cuentan con un programa de implementación con metas concretas: flotas 100% eléctricas y minas diseñadas para full electrificación antes de 2030. “Nuestro objetivo es caminar a la ‘cero emisión’ y seguir siendo un muy buen negocio para Chile y la Región”.

El ejecutivo sostiene que cuentan con una estrategia de innovación colaborativa con la industria, OEM (desarrolladores de equipos originales) y centros de investigación para generar las soluciones requeridas. Como ejemplos, menciona el primer taxibus reconvertido de diésel a eléctrico, la primera camioneta eléctrica de la industria nacional, además, un equipo LHD 100% a baterías que iniciará su prueba en junio 2021.

“La reconversión es una herramienta potente que ejemplifica la economía circular. Para el caso del ‘Hidrógeno Verde’ estamos participando activamente con Corfo, universidades y centros de investigación para contar en 2021 con un primer equipo que ejemplifique las bondades de su uso”, puntualiza.