Cochilco da a conocer su informe “Consumo de energía de la minería del cobre al año 2019”

(mch)La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) informó que está disponible el informe “Consumo de energía de la minería del cobre al año 2019“, el que se basa en los resultados de la Encuesta Minera de Producción, Agua y Energía (EMPAE), aplicada anualmente por la entidad a las operaciones mineras de cobre del país.

Considerando un total de 56 operaciones mineras, entre las que se encuentran gran y mediana minería, fundiciones y refinerías, en 2019 llegó al 98% de la producción de cobre nacional, específicamente 94,8% de la producción de cátodos electro obtenidos y 99,2% de la producción de concentrados.

En el estudio se destaca que a 2019 la industria minera del cobre tuvo un consumo total de energía de 175.134 TJ, lo que representa alrededor del 14% del consumo agregado del país. De este total, 89.769 TJ son de la energía eléctrica y 85.365 TJ por consumo de combustibles.

Además, se consigna que si bien a nivel general los consumos de electricidad y combustibles son relativamente similares, a nivel de procesos varían significativamente.

Los tres más intensos en demanda energética son la mina rajo con 72.878 TJ, que representa el 42% del consumo energético total; le sigue el proceso de concentración con 49.552 TJ (28%); y el proceso de Lixiviación con 22.390 TJ (13%).

Para el caso del consumo de combustibles, la mina rajo se lleva el 80% del total, seguido por fundiciones con un 7%.

Para el consumo eléctrico en cambio, el proceso de concentradora es la fuerza dominante con un 53%, seguido de la electro-obtención con un 21%.

A nivel regional, Antofagasta es la región con mayor consumo energético tanto en combustibles (50 mil TJ, equivalente al 58,9% del total durante 2019), como en electricidad (49 mil TJ, equivalente al 54,6% del total).

La Región de Atacama por su parte cuenta con una participación del 11,2% del consumo energético total; las
regiones de Coquimbo y Valparaíso en conjunto con el 12,4%; las regiones de O’Higgins y Metropolitana con el 10,5%; y la Región de Arica y Parinacota con un 9,1%.