Fallece Ricardo Cortés, presidente y fundador de Editec

(mch)Acompañado por su familia, este domingo 13 de diciembre falleció Ricardo Cortés Donoso, presidente y fundador de Editec. Hace tres años había enfermado, periodo durante el cual se mantuvo activo la mayor parte del tiempo en su rol de presidente del Grupo Editorial, así como director de MINERÍA CHILENA.

El Grupo Editec lamenta este sensible fallecimiento y envía sus condolencias a sus familiares y cercanos.

Sus restos están siendo velados en el cementerio Parque del Recuerdo de Santiago, mismo lugar donde el martes a las 11:00 será su misa de despedida.

Su trayectoria

Ricardo Cortés nació en 1945 y se crió en el campamento minero Chuquicamata, donde su padre era médico del Hospital. Sus compañeros eran niños norteamericanos, hablaba en inglés con ellos, y de allí su reconocida fluidez para hablar en los dos idiomas. Además, durante su infancia, vivió un par de años en Minnesota, Estados Unidos, donde su padre fue a hacer una especialización.

Ya mayor ingresó a la Escuela Militar, la que abandonó tiempo después para estudiar de Arquitectura, la que también dejó para, finalmente, estudiar Periodismo en la  Pontificia Universidad Católica en la antigua sede de San Isidro, en el centro de Santiago. Allí conoció a su esposa, la también periodista Marta Verónica Loyola, con quienes fueron padres de cuatro hijas.

Cuando terminaba su carrera hizo su tesis final sobre comunicación técnica, industrial y empresarial, la que recibió algunas críticas en la Universidad porque consideraban que “no era periodismo”. Sin embargo, la historia le dio la razón a Cortés ya que en la actualidad esta es un área consolidada del periodismo económico a nivel internacional. Además, él mismo lo llevó a la práctica durante más de cuatro décadas con el Grupo Editorial Editec.

En sus inicios laborales comenzó a trabajar en el área de comunicaciones de la Sociedad Minera El Salvador (en la Región de Atacama). Allí tenía que hacer de todo, incluyendo fotografías, que siempre fue una de sus grandes aficiones. También en El Salvador fue dirigente sindical, lo que le permitió estar presente en un hecho histórico: el 11 de julio de 1971, en la Plaza Los Héroes de Rancagua, Ricardo Cortés estuvo  sentado pocos metros atrás del entonces Presidente Salvador Allende, durante el acto de “Nacionalización del Cobre”.

Nace Editec

Hacia mediados de los años ’70 su vida profesional queda ligada a la historia de Editec, actualmente casa editorial de las publicaciones MINERÍA CHILENA, ELECTRICIDAD, AQUA y ELECTROMOV, además de organizador de ferias y conferencias como AquaSur y ElecGas, entre otras.

Los inicios de Editec se remontan al encuentro entre Ricardo Cortés y Roly Solís (periodista formado en la Universidad de Chile), quienes entonces trabajaban en Chilectra y Entel, respectivamente. Ambos coincidieron en la inquietud común de editar una revista técnica, uniéndose formalmente en una sociedad de profesionales, seguida de una sociedad que se denominó Editec (Ediciones Técnicas) Ltda. El comienzo vino de la mano de la actividad minera.

Antes de 1980 las revistas sobre minería que circulaban en Chile eran escasas y descontinuadas. El antecedente de MINERÍA CHILENA se encuentra en que antes habían editado la revista “Reverbero”, de la Asociación Gremial Nacional de Supervisores del Cobre, Ansco. Pero ante la falta de continuidad de este proyecto, Cortés y Solís, dieron forma en 1980 al nuevo medio de comunicación especializado.

Sobre aquella época, Cortés recordó en una entrevista en MINERÍA CHILENA en 2010: “Junto con dinamizar nuestro oficio a través de emprendimientos, la idea fue formar una empresa editora con la finalidad de producir –principalmente– revistas especializadas propias, con el firme compromiso de elaborar una revista, seria, independiente, no política y continuada. Circularía en todas las empresas del sector –no sólo de cobre– y áreas relacionadas con la minería”.

En marzo de 1980 salió a circulación el primer número de la revista MINERÍA CHILENA. Tras ser presentada en “sociedad” con una conferencia de prensa en el Hotel Carrera, durante el primer año la revista tuvo en promedio 24 páginas, con interior a un color y portada a dos colores, el apoyo de unos nueve avisadores (entre ellos Enaex, Gildemeister, Sademi, Bucyrus, Madeco, Atlas Copco y Esso), aparecieron ocho números en doce meses y el primer tiraje alcanzó 5.000 ejemplares. Aunque a poco de partir debieron enfrentar la crisis económica de 1981, decidieron proseguir: “El concepto resultaba novedoso ya que los proveedores carecían de un medio para divulgar información sobre sus equipos y servicios, esto de la mano con información técnica, abriéndose un ‘nicho’”.

También los recursos con que contaba la empresa en sus primeros años eran escasos: “No teníamos archivo fotográfico, la técnica de pre-prensa era limitada, hubo que subcontratar trabajos de terceros, hasta escribir los mensajes publicitarios para los clientes pues muchos de ellos no sabían cómo hacerlo”, dijo Cortés en 2010.

Mientras eran periodistas de tiempo completo, Cortés y Solís debieron repartirse las responsabilidades y la búsqueda de presupuesto, siendo uno Director y Representante Legal, y el otro Editor y luego Subdirector, a la vez que daban vida a nueva publicación: Electricidad Interamericana, hoy ELECTRICIDAD.

Consolidación

La década de los ‘90 fue la época de ver los ‘frutos’ o el desarrollo de aquellos proyectos puestos en marcha y que la revista registró y en los años 2000 se produjo la madurez de muchos de ellos más las expansiones de otros y la revista ha sido la encargada de dejar testimonio de esos emprendimientos, adquiriendo valor y credibilidad en el sector.

Adelantándose en el tiempo y sumándose al aporte de la revista a diversas conferencias internacionales entre 1986 y 1990 Editec organizó tres exitosas versiones de la feria ExpoMinería que fueron exposiciones de equipos y servicios para la minería que se realizaron en el Hotel Crowne Plaza de Santiago, hasta que en 1990 el Departamento de Comercio de la Embajada de Estados Unidos realizó la primera Expomin como exposición monográfica para los fabricantes de equipos y servicios mineros de dicho país en el recinto de la Feria de Internacional de Santiago (Fisa) en Cerrillos. A partir de 1992, MINERÍA CHILENA aunó esfuerzos con Fisa para consolidar a la Expomin como un referente latinoamericano para la industria, convirtiéndose en la revista oficial de la feria.

En paralelo, durante los ’90 Editec formó un joint venture con Fundación Chile, asociación de la que nacieron las publicaciones AQUA (y su feria AquaSur) y LIGNUM. Ya durante los 2000 adquirió el 100% de la participación en estas.

Años más recientes

En 2010 MINERÍA CHILENA recibió el premio José Tomás Urmeneta del Instituto de Ingenieros de Minas, por su aporte innovador a la industria, premio que fue recibido por Ricardo Cortés y Roly Solís.

En 2016 la Sociedad Nacional de Minería, Sonami, distinguió “por su labor en la difusión del sector y por su contribución al desarrollo económico del país, a Ricardo Cortés.

A principio de 2020 Ricardo Cortés encabezaba internamente la planificación para celebrar los 40 años MINERÍA CHILENA. Con motivo del confinamiento por la pandemia Covid-19 este festejo debió ser suspendido. Sin embargo, Cortés se mantuvo activo y continuó participando en los Consejos Editoriales de MINERÍA CHILENA en la medida que su salud se lo permitía.