GE: “El sector energético de Chile es una muestra de cómo la tecnología te puede sacar del bache”

(El Mercurio) Una importante reestructuración a nivel global es la que viene impulsando la norteamericana General Electric en los últimos años, la que ha llevado a poner sus inversiones en nuevos negocios, tales como la energía.

Es en ese segmento en donde está uno de los principales crecimientos de la compañía en Chile, de la mano del creciente desarrollo de las centrales renovables, donde se encargan de proveer equipos, sobre todo, a las iniciativas eólicas, pero también a las turbinas de gas, las que jugarán un rol clave en la descarbonización del país, como respaldo de las centrales intermitentes.

Según explica el presidente y CEO de General Electric  (GE) en la región CALA, que comprende a toda América Latina menos Brasil y México, Luis Felipe Carrillo, el mercado chileno presenta oportunidades, en medio del proceso de descarbonización de la matriz, para impulsar el uso de nuevas tecnologías, con un crecimiento tan importante, que sus avances lo ponen a la par de Europa o Norteamérica.

“Esto es una muestra de cómo la tecnología te puede sacar del bache. Chile estaba lidiando con costos muy altos de la energía, con problemas de gas con Argentina, casi con zozobras para las industrias, pero la tecnología renovable ha reducido esos problemas a casi a nada”, explica.

Carrillo apunta a que 2021 debiese ser definitivamente mejor en términos de inversión, donde el principal objetivos en Chile es probar las nuevas tecnologías que está impulsando General Electric a nivel global, dentro de lo que se encuentra la instalación de turbinas eólicas mar afuera, aprovechando aún las mejores condiciones para generar energía.

“El espacio offshore puede ser interesante, obviamente que es más complicado, pero las turbinas son tan grandes, que se logra una captura de energía mucho más eficiente. La turbina instalada en tierra debe estar en los 4 MW, mientras que ya tenemos un offshore para 14 MW. Eso se podría instalar en cualquier lugar con condiciones ventosas para mar afuera y condiciones razonables para servirlo logísticamente, pero ya se están instalando en EE.UU., en Irlanda, Inglaterra, por qué no pensar en el sur de Chile”, sostiene Carrillo.