Minería en la Región de Coquimbo cierra el año con altos precios y se enfoca en la reactivación

(Diario El Día) Definitivamente, la actividad minera ha sido uno de los pilares de la economía regional de Coquimbo y nacional durante este año, el cual ha estado sin duda, marcado en su totalidad por la pandemia del coronavirus.

Además, tras la salida del ahora ex ministro de esa cartera, Baldo Prokurica, y la asunción en calidad de biministro de Energía y Minería de Juan Carlos Jobet, la mirada está puesta en continuar expandiendo una actividad que sigue marcando el devenir de la economía nacional, continuo en el cual, la Región de Coquimbo cumplirá un papel fundamental.

Es así como a manera de un balance de lo que ha sido su cartera este año, el seremi de Minería, Roberto Vega, sostuvo la actividad tiene una importancia ‘per se’ antes y después de la pandemia, pues representa el 25% del PIB directo, dependiendo de ella hasta 15 mil familias en la región.

Continuidad

En ese sentido, la autoridad regional recordó que a inicios de la pandemia hubo fuertes presiones para suspender las operaciones mineras durante dos semanas, ante lo cual “tuvimos una posición férrea, fuimos el sector económico que tiene menos contagios, menos del 1% de nuestra masa de trabajadores tuvo diagnóstico positivo de covid 19 y ¿qué hicimos? Nos reestructuramos, rebajamos los turnos al inicio de la pandemia”.

Así, indica, se llegó a tener unos 4.000 trabajadores operativos en el momento de máxima restricción, para posteriormente normalizar la regularidad operacional.

“Logramos tener una continuidad operacional que nos permitió tener un año 2020 y sortearlo con la menor implicancia, a diferencia de lo que ocurrió en otros sectores productivos, como por ejemplo el comercio, el cual fue devastado completamente”, explicó.

La autoridad también destacó el aporte que el rubro realizó este año para responder a la crisis sanitaria a través de la adquisición y donación de ventiladores, laboratorios, exámenes PCR, insumos médicos y una serie de suministros que fueron entregados tanto a sus trabajadores como a las comunidades en donde operan.

Un 2021 con cobre y más

Pero más allá del balance en sí, crece la certeza de que durante el próximo año, la actividad minera pueda continuar con su expansión a pesar de la emergencia sanitaria, esta vez aprovechando el alto precio del cobre –con lo que se espera interés y voluntad para reactivar proyectos que hoy están detenidos–, pero apostando también, por otros minerales.

“Tenemos un cobre que se está recuperando con mucha fuerza. Está sobre los 3,5 dólares la libra en Londres, lo que permite que cualquier proyecto pueda flotar, tener resultados positivos y sea atractivo para invitar a los inversores”, explicó el seremi Roberto Vega.

Al respecto, comenta que “el oro está en récord histórico y así las distintas pastas, la plata en otras. Lo que estamos haciendo como seremi es reactivar todos los pequeños planteles en materia de oro, y estamos trabajando con los lavaderos de oro, que ya los tenían olvidados. Tenemos un FNDR muy potente que se enfocará durante el próximo año en ese sentido”, aseguró.

Respecto a proyectos en sí, la autoridad destaca iniciativas como Arqueros, en la zona de Lambert, la cual se espera que genere hasta 600 empleos directos “que deberían ir a la conurbación La Serena-Coquimbo”, explica Vega, a lo que suman, además, la segunda ampliación del Proyecto INCO, que se espera que aporte con otros 3.000 puestos de trabajo.

“La pandemia nos suspendió  lo que son las consultas ciudadanas y aquí el Servicio de Evaluación Ambiental que juega un rol preponderante, logró reactivarla durante este periodo que tuvimos entre noviembre y la presente fecha, en la cual hemos podido, nuevamente, hacer las consultas de forma presencial para que la gente, la ciudadanía, participe. Sabemos que la minería sin la licencia social, sin un compromiso claro en los territorios en las cual se realiza, no puede seguir un proyecto con éxito”, indicó el seremi.

El Caso Dominga

A pocos días de terminar el año, sí bien se sabe que ya hay un fallo respecto al proyecto minero-portuario Dominga por parte del Primer Tribunal Ambiental, éste aún no se ha hecho público, creciendo así la incertidumbre. Al respecto, el seremi Roberto Vega, reiteró que la situación de Dominga “es un tema que está judicializado. Y como lo hemos señalado por lo menos desde la perspectiva de la Seremi, que eventualmente podríamos tener o no un rol de votación, un rol determinante, es un tema en que respetaremos la decisión del Primer Tribual Ambiental que se encuentra radicada la causa en Antofagasta”. Vega reconoce que ya se debiera haber tenido los resultados, si es que el proyecto vuelve a la Comisión de Evaluación Ambiental o se va al Consejo de Ministro o simplemente el proyecto se cierra. Pero según argumentó la autoridad, es conveniente entregar señales que no dilaten más el proceso.  “Lo que queremos es tener reglas claras y que el Poder Judicial pueda cumplir, en la medida de lo posible, los plazos para poder decirle que Chile sigue siendo un país en el cual se puede invertir en minería”, señaló.