Mercados de metales entran en ciclo optimista ante expectativas de nuevo plan de reactivación en EE.UU.

(mch)Cochilco dio a conocer su Informe Semanal del Mercado Internacional del Cobre, en el que se consigna que este viernes el precio del cobre se situó en cUS$369,5 la libra, el mayor precio desde el 15 de febrero de 2013.

El fuerte repunte del precio del metal se explica por el hecho que los mercados de metales entraron en un ciclo optimista ante expectativas de que la entrante administración de J. Biden en Estados Unidos impulse un plan de gastos en infraestructura de US$2 billones. Situación que se potenció, luego que el Partido Demócrata obtuvo, esta semana, el control de las dos cámaras del Congreso.

Se prevé que este plan, que requiere un amplio apoyo del Congreso, estimule fuertemente la demanda de metales industriales en los próximos años. El plan incluye, entre otros, subsidios al sector de vehículos eléctricos, además de la construcción de 500.000 nuevas estaciones de recarga y convertir 500.000 buses escolares a cero emisiones.

A ello se suma el que los inventarios en bolsas de metales continúan reduciéndose. Esta semana anotaron una baja de 3,2%, tendencia que podría profundizarse si la oferta de cobre se ve impactada por la segunda ola de contagios que afecta a los principales países productores.

Por otra parte, las cifras de diciembre de la actividad manufacturera en China, fuertemente correlacionadas con la demanda de cobre, continuaron expandiéndose a un ritmo sólido.

Demanda china

El informe de Cochilco destaca que el índice de compras de manufactura (PMI por su sigla en inglés) elaborado por la agencia privada Caixin, bajó en diciembre a 53 puntos desde 54,9 puntos de noviembre. Sin embargo, el indicador se mantuvo sobre los 50, nivel que separa el crecimiento de la contracción. No obstante, incumplió las expectativas de mercado (54,8).

Cabe recordar que el sector manufacturero es uno de los principales generadores de demanda de cobre en China.

El índice PMI muestra una visión adelantada de la demanda de manufacturas, lo que a su vez anticipa el comportamiento de la demanda de metales industriales.

Las medidas de control del coronavirus más estrictas, impuestas recientemente por sus principales socios comerciales (Estados Unidos, Europa y Japón), podrían afectar en el corto plazo la demanda de productos manufacturados chinos y desacelerar el ritmo de crecimiento exhibido a la fecha.