Trump se apura para flexibilizar regulaciones mineras y aprobar proyectos antes de su salida

(La Tercera / Pulso) La administración saliente del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se está moviendo para flexibilizar regulaciones mineras y dar luz verde a nuevos proyectos minerales antes de dejar el cargo este mes. Su sucesor, Joe Biden, no podrá revertir algunos de estos cambios.

Funcionarios del gobierno dijeron a Reuters que el 15 de enero planean publicar una serie de decisiones que ampliarán el acceso de los mineros a las tierras federales, darán la aprobación final a la mina de litio Nevada de Lithium Americas Corp y entregarán el visto bueno al intercambio de tierras para un proyecto de minería de cobre de Rio Tinto Ltd en Arizona, entre otros pasos.

Biden podrá revertir algunos de los cambios de Trump, especialmente las reglas propuestas bajo revisión regulatoria. Sin embargo, algunos de los pasos que planea tomar el actual presidente de los Estados Unidos serán irreversibles o requerirán que el demócrata reinicie el proceso de elaboración de leyes y regulaciones, un esfuerzo de años, lo que preocupa a los ambientalistas.

“El baile de medianoche de la Administración Trump para impulsar agresivamente estas reglas sigue a cuatro años de destripar la ya débil supervisión ambiental y comunitaria de la industria minera de roca dura”, dijo Lauren Pagel de Earthworks, un grupo de defensa ambiental.

Ley clave firmada en la administración anterior

Este cambio de reglas, que está realizando la administración del republicano, agregaría la minería a una lista de industrias que pueden recibir permisos acelerados, parte de una ley firmada por el ex presidente Barack Obama en 2015, según los registros del gobierno.

La ley, conocida como FAST-41, tenía la intención de simplificar los permisos para proyectos de servicios públicos, como líneas de transmisión de energía.

“El Congreso nunca tuvo la intención de que FAST-41 cubriera el sector minero”, escribió a los reguladores a fines del mes pasado el Representante de los Estados Unidos Raul Grijalva de Arizona, presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, tratando de detener estos cambios.

El gabinete actual también puede permitir el almacenamiento de desechos mineros, conocidos como relaves, en terrenos federales. El cambio propuesto, esencialmente, tipificaría una práctica existente en un área del derecho que, según los ambientalistas, es vaga.

La Oficina de Administración de Tierras, la agencia federal que está considerando la nueva regla, no respondió a una solicitud de comentarios.

Varios legisladores estadounidenses han pedido la destitución inmediata de Trump después de que sus partidarios irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos el miércoles. No está claro si el vicepresidente Mike Pence continuará con los pasos regulatorios de Trump.

Trump podría ejercer su poder bajo la Ley de Procedimiento Administrativo, la que estipula cómo se redactan y hacen cumplir las regulaciones, para finalizar ambas propuestas antes de dejar el cargo, un paso que le requeriría encontrar una “buena causa” para la aprobación más rápida de lo normal.

La Asociación Nacional de Minería, un grupo comercial de la industria, dice que apoya la simplificación de la regulación, especialmente los cambios FAST-41.