Cochilco: “El precio podría ser más alto que lo proyectado”

(mch)Cochilco dio a conocer su Informe Semanal del Mercado Internacional del Cobre, en el que se consigna que este viernes el precio del cobre se situó en cUS$ 357,3 la libra, levemente superior al registrado el viernes 22.

Durante la semana, el precio mostró una tendencia a la baja, con una caída de 1,3% semanal (respecto del lunes 25). El jueves, el precio se ubicó en el mínimo del presente año (cUS$ 352,8 la libra).

Esto se explica por el hecho que esta semana el dólar estadounidense registró una persistente tendencia al alza. La creciente expansión de la pandemia en Europa y nuevas restricciones de movilidad están aumentando la percepción de riesgo. Los inversores buscan activos de refugio como el dólar estadounidense, debilitando a su vez la cotización de los commodities.

A ello se suma el que la actividad manufacturera en China, probablemente, se expandió de manera más lenta en enero, según reveló una encuesta de Reuters la presente semana. Los datos definitivos se publicarán este sábado.

Por otra parte, el gigante asiático también ha informado un alza de los contagios por Covid-19, lo cual restringiría los desplazamientos con motivo de los festejos del Nuevo año Lunar que comienza el 11 de febrero, periodo en el cual además se reduce la actividad industrial y el precio del cobre se suele debilitar.

Sin embargo, los inventarios de cobre en bolsas de metales continúan disminuyendo. Este viernes se ubicaron en un mínimo de 15 años, pero esto no ha sido suficiente para impulsar el precio.

Proyecciones del mercado cuprífero

La Comisión Chilena del Cobre actualizó las proyecciones del precio del metal rojo para los años 2021 y 2022, fijándolas en US$3,3 y US$3 la libra respectivamente. Esto implicó un alza significativa respecto de la proyección previa (US$ 2,9 la libra para 2021).

Las mejores perspectivas se fundamentan en: alto crecimiento económico proyectado para China. El Banco Mundial y el FMI prevén que superaría el 8%; persistencia en la vulnerabilidad de la oferta de metal; tendencia a la depreciación del dólar en los mercados internacionales y un creciente proceso de vacunación en economías desarrolladas (Estados Unidos, Europa y Japón).

Durante 2021, el mercado presentaría un déficit de 70 mil toneladas, en tanto que en 2022 la condición cambia a superávit por 116 mil toneladas. Sin embargo, persisten los riesgos, principalmente la incertidumbre asociada a la segunda o tercera ola en las principales economías consumidoras del metal, lo que podría
debitar las perspectivas de recuperación económica.

El informe de Cochilco destaca que “la pandemia aún tiene el potencial de quebrar las expectativas de mercado. Por el contrario, si la pandemia se descontrola en los principales productores, el precio podría ser más alto que lo proyectado“.