Goldman Sachs todavía prefiere la plata, incluso con las presiones de los últimos días

(Pulso)  La frenética recuperación de la plata el lunes nunca fue suficiente para apretar las posiciones cortas, ya que los papeles de esta están respaldados por acciones físicas, dijo Goldman Sachs Group, aún así, el mineral sigue siendo el metal precioso preferido del banco.

La plata subió a su máximo en ocho años cuando un frenesí comercial vertió dinero en fondos negociados en bolsa y eliminó a los inversores minoristas. Desde entonces, el metal ha cedido la mayoría de sus ganancias a medida que los inversores cobran, pero los límites de posición y la amplia oferta física significan que una compresión como la que se ve en las acciones de GameStop siempre fue “inalcanzable”, dijeron los analistas de Goldman liderados por Jeffrey Currie.

“Si bien algunas posiciones cortas son especulativas y requieren cobertura antes del vencimiento, la mayoría son impulsadas por productores industriales que cubren sus ganancias futuras”, escribieron los analistas en una nota. “Cuando las posiciones cortas en materias primas están ampliamente respaldadas por acciones físicas reales, no habrá compras posteriores ni restricciones cortas”.

El declive de la plata el martes hace eco de la caída en otras operaciones populares entre las multitudes de Reddit, pero Goldman conserva su opinión optimista sobre el metal precioso. El banco prevé que los precios suban hasta US$ 33 la onza si la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, impulsa agresivamente la energía solar.

La plata al contado bajó un 5,6% a US$ 27,4178 la onza a la 1:44 p.m. en Londres.

El repunte del metal también subraya la creciente importancia del populismo en los mercados y la política, dijo Goldman. Eso debería fomentar políticas más expansivas a medida que los gobiernos abordan la “necesidad social”, una tendencia que apuntala la perspectiva alcista de las materias primas del banco (Traducido por Alfonso Zagal).