Presentan recurso de protección con el fin de suspender adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias

(mch)Representantes de la Universidad de Antofagasta, Universidad Católica del Norte, Universidad de Tarapacá, Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Santiago de Chile, Universidad de Concepción y la Universidad de Talca -que participaban en el consorcio ASDIT-, presentaron un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, con el fin de suspender o paralizar la adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) otorgada por Corfo al consorcio Associated Universities Inc (AUI), elegido tras los resultados de la licitación entregados el pasado 4 de enero.

En el documento, se presentan las razones de por qué este proceso traería efectos negativos e irreversibles para Chile, la Región de Antofagasta y sus capacidades locales, por lo que se solicita la concesión de la orden de no innovar. Entre ellas se destacan: los vicios que adolece el procedimiento en su conjunto, la evaluación y calificación de personas no expertas y la falta de transparencia a lo largo de todo el procedimiento licitatorio. Todas ellas dejando una severa desventaja al consorcio ASDIT, lo que se tradujo a la adjudicación errónea de la licitación, según las universidades suscritas.

A continuación se destacan algunas de las materias más relavantes presentadas en el documento:

1. Comisión Evaluadora no consideró las recomendaciones de expertos internacionales

La Comisión Evaluadora, integrada por ejecutivos de CORFO y asesores de los Ministerios de Economía, Fomento y Turismo y de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, decidió prescindir de las recomendaciones de los 3 expertos internacionales independientes que dieron la mayor puntuación a la postulación del consorcio ASDIT. Sin embargo, la Comisión Evaluadora de CORFO decidió prescindir  de esas recomendaciones, sin fundamentar su decisión, sólo dijeron que “sus sugerencias no eran vinculantes”.

2. Diferencias importantes en el criterio PARTICIPANTES

En este caso, hay una discrepancia importante entre los expertos internacionales y la Comisión Evaluadora nacional. Mientras dos de los expertos internacionales le otorgaron 4 puntos a la AUI, el otro le dio apenas 3 puntos en este criterio; sin embargo, los evaluadores no técnicos interministeriales deciden darle el puntaje máximo (5 puntos), por estimar que las debilidades significativas invocadas por los asesores extranjeros no eran tales, habiendo expuesto los ministros y evaluadores internacionales debilidades en sus participantes, hecho que se evidencia en las actas del Consejo de CORFO y en la solicitud, como condición de adjudicación de un Memorandum de Entendimiento (MoU) a la AUI que subasane esta debilidad y obligue a sumar a representantes locales, cuestión que ASDIT cumple desde en un inicio.

3. Sustentabilidad de largo plazo del programa

Este es el criterio de mayor ponderación de la convocatoria (20%). Aquí los expertos internacionales calificaron con puntaje máximo (5 puntos) la propuesta de ASDIT. Sin embargo, como ocurrió en casos anteriores, los evaluadores no técnicos consideraron que esta propuesta tenía deficiencias que ameritan bajar su calificación, lo que claramente no se ajusta a la realidad, ya que en el plano de pruebas industriales la propuesta de ASDIT hace referencia a testbeds (plataformas tecnológicas) que permiten hacer pruebas a escala industrial alineadas a las necesidades y desarrollo del mercado, contemplando con detalle cómo éstos serán desarrollados en Antofagasta traccionados por la demanda de las industrias minera y energética.

4. Errores en aportes pecuniarios

Es importante aclarar que no se consideró en la evaluación uno de los principales proyectos de ASDIT: Solar Bridge, en el que participan la empresa china Supcon Solar y el MIT, entre otros actores. El proyecto cuenta con aportes de la empresa Supcon Solar de US$ 15.430.562 en pecuniarios y de US$6.178.338 en valorados. Al no considerar, la Comisión Evaluadora ni menos el Consejo de Ministros de CORFO este proyecto, se afectaron a lo menos cuatro dimensiones de la calificación final: diagnóstico, infraestructura, participantes y cofinanciamiento.
Así como a ASDIT se le restaron aportes relevantes de privados como fue el caso del proyecto Solar Bridge antes mencionado, a AUI le sumaron equivocadamente aportes de privados como pecuniarios que no corresponden.

5. Modificación intempestiva de los criterios de evaluación

La integración de la comisión evaluadora y los criterios de evaluación fueron modificados pocos días antes del vencimiento del plazo para presentar las propuestas, sin ampliar dicho plazo. Junto con ello, se cambió intempestivamente el contrato suscrito con SQM que alteró la cláusula esencial del concurso, que modificó los términos del compromiso de los proponentes y que implicó una reducción de US$50 millones del presupuesto. Esto no se notificó a los postulantes del concurso y curiosamente el proyecto de AUI consideraba US$50 millones menos del total de la adjudicación.

6. Irregularidades en la presentación de los resultados al Consejo de CORFO

Se hubiera esperado que se permitiera a representantes de los proponentes a hacer una exposición de sus postulaciones ante los consejeros, a fin de aclarar cualquier duda y entender en toda su magnitud el alcance y profundidad de cada propuesta. Esto fue solicitado por ASDIT en más de una oportunidad, respondiendo finalmente CORFO que eso no estaba considerado en el procedimiento. Sin embargo, las bases sí permitían hacerlo sin inconvenientes y dado que se escucharía a las 3 propuestas no se violaba el principio de igualdad entre los proponentes. Este trámite hubiera contribuido a que la decisión estuviera mejor fundamentada.