Producción de Escondida cae 5% en segundo semestre de 2020 y alcanza las 572.000 t

(mch)BHP dio a conocer sus resultados operacionales correspondientes al segundo semestre de 2020, destacando que la producción de Escondida fue de 572.000 t, un 5% menos que en el mismo período de 2019.

Durante el período, se registró un promedio récord de las concentradoras de Escondida (386.000 tpd), el que se logró gracias a las mejores prácticas de mantenimiento, lo que fue contrarrestado por el impacto de la menor ley de alimentación a plantas y la menor producción de cátodos.

Como resultado de la reducción de la fuerza de trabajo a causa de la pandemia y la necesidad de balancear las necesidades de desarrollo y producción, se siguió dando prioridad a la alimentación de las concentradoras frente a la producción de cátodos (hubo un impacto aproximado de 30.000 t. en los volúmenes de cátodos en el semestre).

Por su parte, la producción de Pampa Norte fue de 97.000, un 22% menos que en el mismo período de 2019 debido principalmente al impacto de una mantención planificada en Spence en el trimestre julio-septiembre y la menor dotación por las medidas preventivas tomadas ante Covid-19.

Ebitda e impuestos

BHP también informó que el Ebitda subyacente de Escondida aumentó en un 65,2%, al pasar de US$1.827 millones en el segundo semestre de 2019 a US$3.019 millones en el mismo periodo de 2020.

Mientras que el Ebitda subyacente de Pampa Norte fue de US$327 millones, un 2,1% más que los US$320 millones del segundo semestre de 2019.

Por su parte, las operaciones de BHP en Chile (Escondida, Spence y Cerro Colorado) contabilizaron impuestos a la renta e impuesto específico minero por un total de US$ 774,4 millones, un 220,8% más que en el segundo semestre de 2019. Esta variación se debe a los mayores ingresos del período, producto principalmente del aumento del precio del cobre, a lo que se añade una disciplinada gestión de costos, a pesar de los desafíos presentados por el Covid-19.

Desalación

En otro ámbito, la minera anunció que la puesta en marcha de la nueva planta de agua desalada para la concentradora  ̶ con capacidad de 1.000 l/seg ̶  y la capitalización del arrendamientoasociado de  US$603 millones, también ocurrió en diciembre de 2020.

Esto se suma a los más de US$4.000 millones invertidos por Escondida en desalación de agua desde el año 2006, lo que le permitió terminar la extracción de agua de acuíferos para fines operacionales en diciembre de 2019, 10 años antes de lo que tenía planificado (2030).