Robots al servicio de la minería

(mch)Los esfuerzos tecnológicos para funciones de aseo industrial han dado frutos en Minera Antucoya, del Grupo Antofagasta Minerals. Actualmente, tres robots se encargan la limpieza de los chancadores de la faena de la mano de la empresa Robótika, compañía con sede en la capital de la Región de Antofagasta.

“Trabajar con proveedores locales está dentro de los objetivos de Antucoya y de Antofagasta Minerals. Hace ya tres años que como grupo minero, tenemos un convenio con Expande para acercar nuestros desafíos a los proveedores y ver oportunidades de trabajo conjunto” explica a MINERÍA CHILENA el gerente general de Antucoya, Leonardo González.

En ese contexto y sumado al acuerdo vigente del Grupo Antofagasta Minerals con el Clúster Minero de Antofagasta para potenciar el desarrollo de los proveedores locales, a principios de 2019 y a través de un Pitch Day organizado por Expande, la compañía presentó el desafío de optimizar los tiempos de limpieza en la planta de chancado, invitando solo a empresas locales a participar del reto. De las cinco iniciativas presentadas, la compañía seleccionada fue Robótika que efectuó pilotajes durante cinco meses antes de establecer un contrato.

La gerente de Administración y Finanzas de Robótika, Paulina González comenta a MINERÍA CHILENA que “inicialmente hicimos una prueba operativa a través de una contratación con el área de innovación de Antofagasta Minerals y luego del éxito en su resultado, Minera Antucoya quiso darle continuidad al proyecto y mantener los resultados obtenidos a través de un contrato con ellos”.

Paulina González, gerente de Administración y Finanzas de Robótika.

La ejecutiva agrega que la función del contrato consiste en la ejecución de labores de aseo industrial y despeje de materiales con robots telecomandados.

Funcionamiento y beneficios

De acuerdo con Paulina González, la robótica aplicada en el proceso de aseo industrial genera de forma inmediata tres beneficios:

-Cero exposición al riesgo, el operario trabaja en condición segura.
-Trabajar en continuidad operacional, minimizando paradas no programadas de planta.
-Disminución de costos, ya que el mismo trabajo se hace en menor tiempo y con menor dotación de personal.

En la misma línea, el gerente general de Antucoya, Leonardo González, sostiene que el principal beneficio de los robots se relaciona con la seguridad y salud al no exponer a los trabajadores de esta actividad en la “línea de fuego”.

Productividad

“Desde el punto de vista de productividad el impacto positivo está en la continuidad de marcha, al poder realizar aseo industrial con la planta en operación en forma segura, aumentando el tonelaje procesado”, señala Leonardo González.

En cuanto al uso de robots en el aseo industrial de la operación, la compañía ya cerró la nueva licitación de aseo para los próximos años y estos equipos fueron exigidos dentro de los requerimientos del contrato estándar.

Paulina González de Robótika, detalla que entre soluciones mecanizadas y robots operan alrededor de 50 equipos de la empresa. En Minera Antucoya hay tres robots operando:

– Camión aspirador con cabezal robotizado de aspiración eléctrico.
– Robot dozer de motorización diésel con rastra telescópica.
– Por último, una solución compuesta de un robot minicargador para limpieza bajo rieles en correas overland ripio y mineral que permiten mantener la continuidad operacional y devolver los derrames al proceso.

“Nuestros equipos se encuentran operando en toda la gran minería del cobre, ya sea en forma directa como Antucoya y Candelaria, y de forma indirecta a través de nuestros clientes Minas y contratistas. Así estamos en Antofagasta Minerals, Codelco, BHP, Anglo American, Collahuasi, Glencore, Lundin Mining, Rio Tinto, TChint, entre otros”, puntualiza Paulina González.

La ejecutiva destaca que los trabajadores de la empresa consisten fundamentalmente en ingenieros y técnicos con especialidades en automatización y electrónica. “Desde su ingreso nuestro personal es capacitado internamente en el uso y mantención de los equipos, hasta llegar a ser capaces de hacer reparaciones de mayor envergadura”, señala.

Robot “Sara”

Por otro lado, la gerente de Administración y Finanzas de Robótika enfatiza que el mantenimiento de los robots se realiza por pautas, como cualquier máquina convencional diésel hidráulica y diésel eléctrica, con la diferencia que al ser robots cuentan con sistemas electrónicos de auto chequeo permanente que transmiten al operador la situación de la máquina, la cual también puede tomar la decisión de detención si un parámetro está debajo del normal, característica que los hace “prácticamente indestructibles”.

Futuro

El gerente general de Antucoya, Leonardo González, expone que “el uso de robots, equipos remotos y tecnologías similares es algo que ya está bien avanzado a nivel industrial. En la minería se ve en menor nivel, ya que se requieren equipos más robustos dependiendo del entorno donde se desempeñarán, pero es algo que está cambiando y cada vez se ve un mayor avance”.

Robot cargador telescópico bajo perfil radio controlado

En este caso –puntualiza– lo que hace Robótika es transferir aplicaciones tecnológicas y equipamiento de otras industrias que también se desempeñan en ambientes complejos y los adapta a los requerimientos de la minería.
El nivel de penetración de estas tecnologías a futuro dependerá “de la velocidad con que cada compañía quiera realizar el cambio y su apetito al riesgo definido en su estrategia de negocio, pero sin lugar a dudas, la minera en Chile en general se está moviendo en esta dirección, y lo estamos viendo con los proyectos de implementación de equipos autónomos, tanto de camiones como perforadoras, así como diferentes aplicaciones de robots y equipos remotos. Pienso que dentro de los próximos tres a cinco años, veremos más operaciones mineras con un mayor uso de estos diferentes avances tecnológicos”, enfatiza Leonardo González, de Antucoya.

Por parte del Grupo Antofagasta Minerals, la compañía cuenta con un directorio de Innovación, el cual discute propuestas de todas las operaciones y tiene entre sus objetivos primordiales la transferencia de conocimiento y uso de tecnologías entre las minas. En este caso en particular, los robots de la compañía Robótika corresponden a una tecnología totalmente transferible y versátil. Tanto su aplicación como beneficios ya es algo que tienen en consideración las demás operaciones.