Cobre alcanza nuevo récord en medio de expectativas de un fuerte déficit en el mercado mundial

(Pulso) Los precios del cobre siguieron extendiendo su racha alcista este viernes, ya que a las positivas perspectivas para la demanda ante el avance de los procesos de vacunación masiva, se sumaban las preocupaciones por el suministro del metal, en especial tras una advertencia del banco de inversión estadounidense Goldman Sachs sobre la oferta.

La cotización al contado del metal subió 1,81% a US$3,99456 la libra en la Bolsa de Metales de Londres, con lo que alcanzó su mayor nivel desde el 9 se septiembre de 2011.

En tanto los futuros a tres meses superaban la barrera de los US$4 la libra y avanzaban 3,18% a US$4,0250 la libra.

Esto es una positiva noticia para el país, ya que el metal es la principal exportación, y ,si bien, ha ido disminuyendo su peso dentro de los ingresos fiscales, sigue siendo un relevante componente de éstos, lo que cobra aún más importancia en el contexto del mayor gasto que se está ejecutando para apoyar a los hogares y las empresas a enfrentar la crisis generada por la pandemia.

Según cálculos de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, Dipres, por cada centavo que sube el precio del cobre se adicionan unos US$20 millones a los ingresos fiscales.

Déficit en la oferta

“El cobre mantiene su clara tendencia alcista gracias a los sólidos datos macroeconómicos que vienen mostrando una clara recuperación económica en China y Estados Unidos, los principales consumidores del metal rojo”, dijo Raúl Godoy, jefe de análisis ténico de XTB Latam.

Asimismo indicó que “otra causa de este rally, es la escasez del mineral que se espera para los próximos meses, lo que seguiría impulsando su precio incluso por sobre los US$4 la libra”.

En efecto, según las estimaciones de Goldman Sachs el mercado registraría este año su mayor déficit en los últimos 10 años.

En tanto, Guillermo Araya, gerente de Estudios de Renta4 afirmo que “el alza evidenciada en el precio del cobre obedece primero que todo a una recuperación impulsada por China, que este año crecería entre 8% a 9%, pero a la cual se irían sumando otras aéreas geográficas del mundo en la medida que avanzan los procesos de vacunación”.

Araya añadió que “a lo anterior se suma el desarrollo de la industria automotriz hacia vehículos eléctricos, donde si un auto convencional consume 23 kg de cobre, uno eléctrico consume casi 4 veces. Esto dentro de un contexto donde en su primer día de Gobierno Joe Biden anunció que EEUU firmaría el Acuerdo de París, que promueve energías alternativas y, por lo tanto, le da un impulso a la industria de vehículos eléctricos”.

Mayores alzas

“La perspectiva fundamental para el cobre sigue siendo extremadamente alcista sin evidencia de que los niveles de precios actuales aún estén estimulando los efectos de suavización para revertir las tendencias de ajuste fundamental tanto spot como de futuros”, dijo Goldman Sachs en un informe citado por Bloomberg.

En este sentido añadió que la demanda ha sido muy fuerte tanto en China como en mercados occidentales clave.

Ello, mientras que la continuidad de las operaciones de una parte significativa del sector manufacturero de China durante el período de festividades del Año Nuevo Lunar, que terminó ayer, ha generado un entorno de consumo de materias primas mucho más fuerte de lo habitual.