Banco Central dice que “no debería sorprendernos” fuerte caída del Imacec y que “hay hartos desafíos” para la recuperación

(Emol) El presidente del Banco Central, Mario Marcel, se refirió ayer por la tarde a la fuerte caída que anotó la economía chilena en enero de 2021, asegurando que aquello “no debería sorprendernos”, y recalcando que aún restan “hartos desafíos” en el camino de la recuperación.

El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) registró un retroceso de 3,1% en comparación al mismo mes de 2020, ubicándose muy por debajo de las expectativas.

“Claro, enero fue un mes en el que aumentaron las cuarentenas, y las restricciones de movilidad, tuvo además dos días menos”, señaló el economista.

Entonces, agregó Marcel durante su exposición en una presentación de un informe de la OCDE sobre expectativas económicas para Chile en 2021, “que tengamos meses de esas características no debería sorprendernos. Los importante es la velocidad que lleva la economía”.

En ese sentido, destacó que, en términos desestacionalizados, la economía nacional se expandió en enero 1,3% respecto a diciembre de 2020, “que es muy similar a la velocidad de crecimiento mensual del último trimestre del año pasado”.

De todas formas, recalcó que “todavía hay hartos desafíos en esta etapa de recuperación”, como la “precariedad de sectores medios, con ingresos muy limítrofes con la línea de la pobreza. Y en términos de la capacidad de crecimiento a largo plazo, hay desafíos adicionales que surgen de los cambios de la estructura de la economía, las cadenas logísticas, el tema de la digitalización”.

Además, Marcel resaltó que “la fase de recuperación sigue siendo una fase que tiene todavía mucha heterogeneidad. O sea, tenemos una economía que después de caer 14% en el segundo trimestre, en los dos trimestres siguientes creció 12%, pero ese 12% no es parejo”.

“Hay sectores que han crecido mucho, por ejemplo, el caso del comercio, a raíz de los aumentos de la demanda de consumo financiado con los retiros de fondos de pensiones, pero, por otro lado, hay sectores que están muy rezagados, como el sector de servicios personales y, en alguna menor medida, la construcción”, añadió.

Por ende, finalizó, “todavía es una economía que se está recuperando con muchas fricciones por divergencias importantes entre sectores y con riesgos de avances y retrocesos en el proceso de desconfinamiento”.