En su 61 aniversario, Enami consolida su desarrollo sostenible

(mch)Este lunes 5 de abril, la Empresa Nacional de Minería (Enami) cumple 61 años, un aniversario que se ve marcado por la pandemia, y el rol de la empresa en pro del desarrollo minero nacional.

En entrevista con MINERÍA CHILENA, Robert Mayne-Nicholls, vicepresidente ejecutivo de la estatal, analiza los retos de la compañía, y las acciones que se están llevando a cabo, de manera de seguir apoyando el desarrollo de la minería nacional.

[Revisa los 10 hitos que marcaron la gestión 2020 de Enami]

En un nuevo aniversario de Enami, ¿cómo evalúa el momento que vive la compañía?

La crisis social y económica derivada de la pandemia no nos ha sido indiferente, muy por el contrario, estamos ciertos de que debemos seguir apoyando a la minería de menor escala de nuestro país. Sin embargo, no ha sido un camino fácil. Pese a las externalidades que hemos debido enfrentar en el último tiempo, como organización nos hemos esforzado por mantener activas cada una de nuestras operaciones, además de cumplir con los compromisos que son parte de nuestros principios fundacionales, como es el fomento de la pequeña minería de nuestro país.

Sabemos que, en la medida que seamos más eficientes en nuestros procesos, mayor será el fomento que podamos ejercer para contribuir con el desarrollo de la minería de menor escala. Ese es el camino en el que estamos trabajando.

Tenemos desafíos sin duda. Y tratándose de recursos que son de todos los chilenos, nos obliga a redoblar nuestros esfuerzos por una gestión responsable y sustentable. Enami es un modelo único en el mundo que aporta formalidad a un sector que de otra forma no podría concretar su oficio y, con ello, la empleabilidad de miles de chilenos.

Esto es lo que nos enorgullece, y en este nuevo aniversario seguimos reafirmando nuestro compromiso con la minería de menor escala; y lo estamos desarrollando con mayor sustentabilidad, con integridad -buscando el desarrollo en igualdad de condiciones para nuestros trabajadores y trabajadoras-, con respeto a nuestras comunidades cercanas, con planificación, eficiencia y transparencia. Este es el sello que queremos consolidar como una organización que está cierta de sus desafíos, pero que se levanta para seguir apoyando al progreso de decenas de economías locales que dependen de este rubro.

¿Cómo evalúa lo que ha sido la gestión de Enami durante la pandemia?

La prioridad de la compañía durante este período ha sido velar y proteger la salud de cada uno de sus trabajadores y productores mineros, además de colaborar con las autoridades sanitarias del país para disminuir las posibilidades de contagio de Covid-19.

Frente a este nuevo contexto mundial, creemos que como equipo Enami tomamos en un corto período todas las medidas necesarias para proteger la salud e integridad de nuestros trabajadores y colaboradores, así como también monitoreamos y apoyamos en la gestión de la protección de la salud de los productores mineros.

Desde esa perspectiva, tuvimos meses difíciles, especialmente julio, donde hubo una importante alza en los números de contagios en nuestras faenas, sin perjuicio de dicho episodio, valoramos positivamente la gestión realizada por parte de cada uno de los trabajadores de Enami en la protección y control del virus.

Esto significó que ninguno de nuestros trabajadores perdiera su vida producto del Covid-19 y que, con el esfuerzo, compromiso y autocuidado de todos, y en coordinación con nuestros sindicatos y Comités Paritarios, ninguna de nuestras operaciones a lo largo de Chile se vio interrumpida a causa de la pandemia. Nuestras cinco plantas, fundición, poderes de compra y oficinas mineras siguieron en funcionamiento, lo que nos permitió continuar con nuestra labor de fomento, procesando mineral y pagando a productores mineros, con asistencia técnica permanente.

También 2020 nos permitió tomar lecciones y aprender cómo enfrentar estas situaciones que no eran comunes, lo que hoy nos entrega la experiencia necesaria para efectuar las gestiones, coordinaciones y planificaciones para este 2021, con foco en evitar rebrotes en nuestras operaciones, mantener el cuidado entre nuestros trabajadores y seguir garantizando nuestra continuidad operacional.

¿Cómo Enami procura avanzar en su desarrollo sostenible?

Estamos avanzando decididamente en una operación más sustentable en cada una de nuestras reparticiones. Optimizar nuestra relación con el entorno, idealmente más allá de lo que indican las normas medioambientales vigentes, aumentar la efectividad operacional y fortalecer la confiabilidad de nuestros equipos son parte de las razones que nos movilizan a integrar soluciones tecnológicas con foco en la automatización y sostenibilidad de los planteles.

En este contexto, como parte del proceso de modernización que hemos emprendido desde hace algunos años, suscribimos en 2018 un contrato con Acciona Energía para el abastecimiento del consumo eléctrico de todos los planteles de la empresa, incluyendo desde enero de 2021 al Complejo Metalúrgico de Paipote, que integra nuestra fundición y planta Matta en la comuna de Copiapó. De esta forma, Enami se convirtió hace unos meses, en la primera empresa minera estatal que opera 100% con energías renovables no convencionales.

En otro ámbito, buscamos mejorar nuestro estándar operacional y ambiental, apostando a alcanzar 97,5% de captura de los gases que emite nuestra fundición, cifra que ubicaría al plantel por sobre la actual normativa de emisiones para fundiciones de cobre fijada en 95%.

Se trata de un trabajo que venimos desarrollando desde 2018 y que nos permite proyectar nuestra labor hacia las próximas décadas, entendiendo que el compromiso de la fundición es generar fomento con impacto para la minería de la Región de Atacama, pero también sostener una operación sustentable con respeto al medioambiente y sus comunidades vecinas.

Creemos que podemos conciliar ambos desafíos de la mano de mayor tecnología e innovación y hoy estamos construyendo de manera estratégica el camino que nos permita continuar la tradición que venimos desarrollando los últimos 60 años.

¿Qué relevancia posee el componente tecnológico en la operación de Enami?

Es fundamental para poder avanzar hacia una operación sustentable con estándares de la minería del siglo XXI, donde el impulso de la innovación puede ser considerado como un desafío estratégico institucional en los ámbitos de desempeño operacional y medio ambiental, redundando en un beneficio directo en términos de aumento de productividad, reducción de costos y operaciones seguras.

En ese contexto, como empresa a partir del segundo semestre de 2020 incorporamos una serie de soluciones tecnológicas en nuestra fundición para caminar hacia una automatización estratégica en algunas de sus operaciones. Para ello, iniciamos el desarrollo de la implementación de un Circuito Cerrado de Televigilancia, cuya función es alertar posibles anomalías que desencadenen un alza en la emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera, entregando un margen de acción a operadores y línea de supervisión para ejecutar medidas de mitigación que eviten un impacto ambiental.

Adicionalmente, gracias a modelos predictivos aplicados a la planta de Tratamiento de Gases de Cola, buscamos mantener un equilibrio en el SO2 que se emite a la atmósfera, mediante el aumento de químicos que permitirán una mejor captura, evitando alzas y peaks inesperados que pudiesen afectar a comunidades cercanas a la operación de Enami.