Minera Escondida contabilizó impuestos a la renta e impuesto específico minero por US$1.055 millones durante 2020

(mch)La producción de cobre de Minera Escondida en el año 2020 alcanzó un total de 1.187.317 toneladas, compuestas por 953.430 t de cobre contenido en concentrados y 233.886 t de cátodos de cobre. La cifra es muy similar a la de 2019, cuando la producción fue de 1.187.816 t.

Los ingresos ordinarios asociados a ventas sumaron US$7.652 millones, lo que representó un aumento de un 7% en comparación al mismo periodo del año 2019. Esto se debió principalmente al mayor precio del cobre.

Los costos (excluidos costos financieros netos) fueron de US$4.097 millones, lo que significó una disminución de 24% en relación a 2019. Esta disminución se debe principalmente a la provisión de US$662 millones registrada en 2019 por la cancelación de un contrato de energía en base a carbón, como parte del cambio de Escondida a un abastecimiento 100% de energía renovable.

El resultado por actividades de la operación fue un ingreso de US$3.591 millones, lo que representó un aumento del 101%, debido al mayor precio y los menores costos mencionados anteriormente.

Entre enero y diciembre Minera Escondida contabilizó impuestos a la renta e impuesto específico minero por un total de US$1.055 millones, un 107% más que en el año 2019. A ello se añade el pago de US$214 millones en impuestos por distribución de dividendos.

La ganancia neta del periodo, en consecuencia, fue de US$2.400 millones, un 115% más a la obtenida en igual período de 2019. Estos positivos resultados fueron posibles gracias al cuidado de la salud y seguridad de todos los equipos de Escondida, que han demostrado una capacidad para enfrentar el desafío de la crisis sanitaria por Covid-19. Ello ha permitido mantener la continuidad de la operación y los niveles de producción.