Sergio Hernández por royalty minero: “Podemos llegar al último lugar de atractivo en cuanto a inversión minera”

(mch)La semana pasada fue aprobado en la Cámara Baja el proyecto de ley de royalty minero que busca generar un impuesto del 3% sobre las tasas brutas en el precio de los minerales extraídos en Chile. Bajo ese contexto, se han generado distintas discusiones, generando tensión en la industria minera.

El director ejecutivo de la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin), Sergio Hernández, analizó el impacto del royalty en la industria minera y la perspectiva de los proveedores tras esta legislación.

El ejecutivo mencionó que “este royalty parte por un error conceptual muy grave. Muchos parlamentarios que firmaron esta iniciativa expresan firmemente que el royalty no existe en Chile y por lo tanto el Estado tiene que ser compensado por la extracción de los recursos que le pertenecen. Sin embargo, el problema está en que el royalty en Chile sí existe, existe el impuesto específico a la actividad minera, que es un royalty, no es un impuesto”.

Las cosas en derecho son lo que su esencia es y no lo que su nombre indica o su forma adopte. Las razones que autorizan al Estado para cobrar un royalty, no son las razones que autorizan al Estado a cobrar un impuesto. Este royalty que existe en Chile denominado impuesto aun tiene los fundamentos del Estado que lo autorizan a cobrar un royalty, que es el deterioro de un bien nacional producto de la extracción de este mineral que le pertenece. Por lo tanto, existe un royalty y está fuera de todo rol profesional y académico“, explicó.

En esa línea, aseveró que “con ese fundamento falso se empieza a construir esta propuesta exagerada a nuestro juicio. Además afecta las ventas. Cuando un royalty afecta a las ventas tiene muchos problemas para una gran cantidad de compañías mineras”.

Sin embargo, Hernández expresó que “ahora que el proyecto va a pasar al Senado, tengo confianza en ellos, creo que incluso han habido algunas luces que están pensando en que hay que buscar una salida. El Senado está compuesto por personas con más experiencia y trayectoria política, por lo tanto son más racionales para poder arreglar esta situación que es tan grave”.

Impacto

El ejecutivo expresó que es necesario pensar en los efectos integrales de la medida a largo plazo

Con el royalty podemos llegar al último lugar de atractivo en cuanto a inversión minera, porque al agravar con estas altas tasas puede caer la cartera de US$74 mil millones de inversión de Cochilco para los próximos años a niveles importantes. Con esto se cae la construcción, se caen las empresas proveedoras -sobre todos las más chicas- medianas mineras, el empleo, el bienestar de familias que viven alrededor de la minería y otros efectos sociales”, indicó. 

Junto con ello, aseguró que “las áreas que generan un impacto directo es el comercio, la construcción de los proyectos mineros, impacto financiero y profesional. Es el desarrollo del país que por esencia genera efecto en toda la economía, hasta de la región más alejada de la minería. Todos vamos a ser afectados por una exageración de este tipo”.