Primer centro privado de nanotecnología en Chile busca impulsar el valor agregado en el cobre

(mch)Avanzar en la agregación de valor y el desarrollo innovativo en torno al cobre y otros materiales es lo que busca promover el nuevo Centro de Investigación y Desarrollo que construye el laboratorio experto en nanotecnología Aintech y que será el primer centro privado de I+D en nanotecnología en Chile, el cual se proyecta inaugurar durante el segundo semestre de 2021.

El subsecretario de Minería, Edgar Blanco, destacó el impulso de este emprendimiento que trabaja, entre sus nanomateriales, con cobre chileno. “Nos enorgullece tener un laboratorio de esta envergadura para un mineral tan importante para nuestro país, como es el cobre, además de identificar nuevos usos y productos que salen a distintos mercados internacionales”, enfatizó la autoridad.

Por su parte, el ministro de Ciencias, Andrés Couve, quien recorrió las instalaciones, indicó que “en esta visita pude conocer no solo la investigación y desarrollo que se hace aquí en Aintech, sino que también los aspectos productivos, de manufactura y comerciales en algo que tenemos que impulsar como país con mucho más compromiso que es cómo agregamos valor a nuestra economía a través del conocimiento científico, y este es un gran ejemplo de cómo una empresa de base científica tecnológica lo puede lograr”.

Mientras que Tomás Houdely, gerente general y fundador de Aintech subrayó que, como laboratorio llevan “más de dos años desarrollando propuestas enfocadas en nanociencia, convirtiéndose en uno de los únicos laboratorios que ha logrado producir nanomateriales a gran escala”.

En tanto, Edison Salas, director del laboratorio de nanotecnología en Aintech, manifestó que esperan que “la investigación surgida acá posicione la nanotecnología a nivel país, a nivel latinoamericano y, por qué no, a nivel mundial”.

Instalaciones

Este punto de encuentro, ubicado en Lampa en un área de 4.000 m2, estará conformado por 10 laboratorios de investigación de primer nivel, donde convivirán la investigación científica y la producción a gran escala.

Los desarrollos que surjan aquí serán un aporte para las actuales y futuras necesidades de diversas industrias, incluida la sanitaria, que hoy se ha visto en la necesidad de innovar debido a la crisis provocada por el Covid-19.